Publicado el Deja un comentario

Condenas entre judíos y cristianos y el pacto con los hijos de Israel (Corán)

Condenas mutuas entre judíos y cristianos en el Corán

En el Sagrado Corán también se critica los anatemas o condenas mutuas, entre los seguidores de las diferentes tradiciones religiosas en medio de las discusiones doctrinales entre religiones:

2.113 Los judíos dicen: “Los cristianos carecen de base”, y los cristianos dicen: “Los judíos carecen de base” (وَقَالَتِ الْيَهُودُ لَيْسَتِ النَّصَارَى عَلَىَ شَيْءٍ وَقَالَتِ النَّصَارَى لَيْسَتِ الْيَهُودُ عَلَى شَيْءٍ), siendo así que leen la Escritura. Lo mismo dicen quienes carecen de conocimiento [es decir, los incrédulos]. Dios decidirá entre ellos el día de la Resurrección sobre aquello en que discrepaban.

De allí que el Sagrado Corán exhorte a los musulmanes a evitar discusiones sobre asuntos de fe, que de hecho son claros y sólidos en el Sagrado Corán:

22.68 Y, si discuten contigo, di: ¡Dios sabe bien lo que hacéis (اللَّهُ أَعْلَمُ بِمَا تَعْمَلُونَ)!

En otra aleya se pide que frente a la refutación desmedida y mentirosa no se responda con disputas sino mencionando la propia responsabilidad de las obras de cada ser humano:

10.41 Si te desmienten, di: “Yo respondo de mis actos y vosotros de los vuestros (فَقُل لِّي عَمَلِي وَلَكُمْ عَمَلُكُمْ). Vosotros no sois responsables de lo que yo haga y yo no soy responsable de lo que vosotros hagáis”.

De esta manera, se plantea, en diversos pasajes[1] que las diferencias doctrinales serán resueltas por Dios –exaltado sea– luego del Juicio final y sólo a Él corresponde su resolución completa.

El pacto con los hijos de Israel

Luego del pacto con los hijos de Israel (مِيثَاقَ بَنِي إِسْرَائِيلَ) y con los cristianos, se critica, en el Sagrado Corán, las diversas posturas teológicas cristianas así como la consecuente diferencia doctrinal en la Biblia, pues no contiene plenamente el mensaje de la Torá y el Evangelio:

5.14 Concertamos un pacto con quienes decían: “Somos cristianos (إِنَّا نَصَارَى)”. Pero olvidaron parte de lo que se les recordó [en el Evangelio] y, por eso, provocamos entre ellos enemistad y odio hasta el día de la Resurrección. Pero ya les informará Dios de lo que hacían.

Según la mayoría de comentaristas, esta aleya alude a la amistad reciproca y vinculante entre personas del mismo credo que no es comparable a la amistad con personas de otra creencia, así mismo a la cercanía judeo-cristiano.

[1] Cfr. 2.11 ya citado, 3.55, 10.93, 16.124, 22.69, 32.25, 39.3 y 39.46 en torno a la resolución de las discrepancias entre religiones el día del Juicio final.

También puedes adquirir Libros y Cursos

© Julio César Cárdenas Arenas (@Profeabuismail)

Noticias y Libros gratis (Editorial Casa de Sabiduría)

* indicates required

Noticias y Cursos gratis (Academia Casa de Sabiduría)

* indicates required
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.