Publicado el Deja un comentario

Filósofía, teología y mística, Una fábula

Un filósofo pregunta a un teólogo: ¿acaso tú conoces la voluntad de Dios? Y el teólogo le responde: ¡Sin duda alguna!, al interpretar Su Palabra verás que su voluntad es que lo amemos sobre todas las cosas.

Luego, el teólogo le pregunta al filósofo ¿acaso tú conoces a Dios? y el filósofo, sin dudar un instante, le dice: lo conozco tan bien que puedo probar y luego negar su existencia, ¿para qué entonces amarlo?. Por ello, llaman a un investigador y a un historiador de las religiones; el primero les pregunta: ¿ustedes hablan de Dios o de lo Divino, de la existencia o de la vivencia de Dios? y el segundo les dice a los tres: si esas preguntas son las mismas desde el inicio de hombre entonces ¿para qué preguntarse por Dios cuando se hace presente en las formas, estructuras e instituciones de las religiones?

 

Un místico que reflexionaba por ahí cerca ve su perplejidad y les pregunta: ¿hablan de Dios o acaso de ustedes?, ¿De cuál Dios hablan? ¿Del suyo, del mío o de Dios? Recuerden que quien ama a Dios ama a su hermano.

A Dios no se llega sólo por el intelecto, la interpretación, los estudios, las religiones o la mística de los seres humanos, sigue el camino de los Profetas, ya Dios se encargará de mostrarte su camino. No te pierdas en discusiones y opiniones humanas, busca en la palabra de Dios.

También puedes adquirir Libros y Cursos

© Julio César Cárdenas Arenas (@Profeabuismail)

Noticias y Libros gratis (Editorial Casa de Sabiduría)

* indicates required

Noticias y Cursos gratis (Academia Casa de Sabiduría)

* indicates required
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.