Publicado el Deja un comentario

Introducción a la antropología coránica

¡En el nombre de Dios, el Compasivo, el Misericordioso!

114.1 Di: «Me refugio en el Señor de los hombres,

114.2 el Rey de los hombres,

114.3 el Dios de los hombres,

114.4 del mal de la insinuación, del que se escabulle,

114.5 que insinúa en el pecho de los hombres [Satanás],

114.6 sea genio, sea hombre».

بِسْمِ اللهِ الرَّحْمنِ الرَّحِيمِ
قُلْ أَعُوذُ بِرَبِّ النَّاسِ {1}

مَلِكِ النَّاسِ {2}

إِلَهِ النَّاسِ {3}

مِن شَرِّ الْوَسْوَاسِ الْخَنَّاسِ {4}

الَّذِي يُوَسْوِسُ فِي صُدُورِ النَّاسِ {5}

مِنَ الْجِنَّةِ وَ النَّاسِ {6}

Esta sura (capítulo) del Sagrado Corán se llama an-nās, los hombres, es la número 114, última en los libros, en ella se presenta la relación hombres – genios – Satanás.

El hombre

2.213 La Humanidad constituía una sola comunidad. […] cfr. 10.19, 11.118

La humanidad fue una sola comunidad y luego vino la discrepancia intelectual, emocional y moral.

Dios creó al hombre, haciendo de él un representante suyo en la tierra, puso a su servicio todo el universo y le encargó de poblar la tierra, como dueño de este mundo, no puede olvidar que es una creación de Dios, y un siervo del señor (‘abd allah).

Creación del hombre

96.1 ¡Recita [lee] en el nombre de tu Señor, Que ha creado,

96.2 ha creado al hombre de sangre coagulada [célula embrionaria]!

96.3 ¡Recita! Tu Señor es el más generoso,

96.4 que ha enseñado el uso del cálamo [pluma],

96.5 ha enseñado al hombre lo que no sabía.

Esto es lo primero que el ángel Ŷibraīl revela a Muhammad en el año 610 y en donde se relaciona la creación del hombre con la búsqueda del conocimiento y la recitación del Sagrado Corán, todos actos de misericordia.

En la creación del hombre[1] como signo, advertencia y llamado de Dios hay una clave para el diálogo interreligioso; pues la creación entera es un signo para el hombre, es un prodigio de Dios que el hombre debe seguir como ejemplo; la creación es la revelación de Dios, es una manifestación de su absoluto poder, a la vez que de de su infinita misericordia.

La creación en sí misma es un llamado a reconocer la omnipotencia de Dios y la debilidad humana; es una narración que habla al hombre de su origen, final y finalidad: alabar a Dios.

[1] Entiéndase hombre y humanidad, en este trabajo, sin género particular, siguiendo críticamente las apariciones en las escrituras sagradas del Berešīt y del Sagrado Corán.

También puedes adquirir Libros y Cursos

© Julio César Cárdenas Arenas (@Profeabuismail)

Noticias y Libros gratis (Editorial Casa de Sabiduría)

* indicates required

Noticias y Cursos gratis (Academia Casa de Sabiduría)

* indicates required
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.