Publicado el Deja un comentario

Divisiones entre cristianos, judíos y musulmanes en el Corán

Por ello la revelación del mensaje de Dios al Mesías es una validación del mensaje entregado luego al Profeta Muhammad (suas).

5.51 ¡Creyentes! ¡No toméis como amigos-aliados a los judíos y a los cristianos (الْيَهُودَ وَالنَّصَارَى)! Son amigos (أَوْلِيَاء) unos de otros. Quien de vosotros trabe amistad con ellos, se hace uno de ellos. Dios no guía al pueblo impío-malhechor (الْقَوْمَ الظَّالِمِينَ).

De seguido se citarán tres aleyas del Sagrado Corán en las que se presenta lo prescrito a cada comunidad, sus divisiones internas y externas, así como su alejamiento mutuo, frente a esto se presenta de seguido la creencia islámica en otras revelaciones del mismo Dios –exaltado sea–:

42.13 Os ha prescrito en materia de religión (الدِّينِ) lo que ya había ordenado a Noé, lo que Nosotros te hemos revelado y lo que ya habíamos ordenado a Abraham, a Moisés y a Jesús: “¡Que rindáis culto y que esto no os sirva de motivo de división!” A los asociadores les resulta difícil aquello a que tú les llamas. […]

42.14 No se dividieron, por rebeldía mutua, sino después de haber recibido la Ciencia (الْعِلْمُ). Y, si no llega a ser por una palabra previa de tu Señor, remitiendo a un término fijo, ya se habría decidido entre ellos. Quienes, después, heredaron la Escritura dudan seriamente de ella.

42.15 Así, pues, llama. Sigue la vía recta, como se te ha ordenado, y no sigas sus pasiones. Y di: “Creo en toda Escritura que Dios ha revelado. Se me ha ordenado que haga justicia entre vosotros. ¡Dios es nuestro Señor y Señor vuestro! Nosotros responderemos de nuestros actos y vosotros de los vuestros. ¡Que no haya disputas entre nosotros y vosotros! Dios nos reunirá… ¡Es Él el fin de todo!”

El mensaje del Islam se presenta como una continuación y renovación del mensaje previamente entregado a los Profetas, más que como una división del mismo mensaje, por tal razón la comunidad islámica (ummah) se postula como un ente cohesionador que no tiene fronteras territoriales, cultura única, ya que el Islam propone un centro geográfico y espiritual, la ciudad de Makka, La Meca, una lengua común en la que se reveló el Sagrado Corán y una conducta que se homogeniza en la Sunna, tradición y que hace a todo musulmán igual frente a Dios y diferente frente a los hombres por sus obras, piedad y sumisión a Dios.

Las teologías han creado divisiones en el seno del cristianismo y del Islam; el Sagrado Corán resuelve esto mediante la remisión a la Palabra de Dios entregada a cada comunidad. Así pues, los cismas, las sectas, las disidencias y las divisiones religiosas se dirimirían al realizar una teología que más que hablar de Dios, hable de y desde su Palabra, la vivencia de Dios estaría no tanto en su conocimiento sino en el seguimiento de sus atributos o características ejemplificadas en sus Profetas y presentadas en su Libro.

También puedes adquirir Libros y Cursos

© Julio César Cárdenas Arenas (@Profeabuismail)

Noticias y Libros gratis (Editorial Casa de Sabiduría)

* indicates required

Noticias y Cursos gratis (Academia Casa de Sabiduría)

* indicates required
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.