Publicado el Deja un comentario

El género apocalíptico judío y cristiano

Los Apocalipsis cristianos son un género literario de origen e influencias judías, pues “el cristianismo primitivo expresó generalmente su fe escatológica en las categorías y formas de la apocalíptica judía”[1].

El género apocalíptico cristiano no presenta un final realizado; pues para el cristianismo “la transformación radical, fundamental y futura” es la realizada en Cristo.[2]

La escatología profética de la apocalíptica judía tiene tres elementos: una conciencia que el Dios de Israel ha actuado en el pasado en favor de su pueblo, la constatación de que Israel no ha respondido convenientemente a esa acción liberadora de su Dios y de que se ha ganado el castigo –‘conciencia de pecado’–, y la convicción que el Dios de Israel actuará en el futuro de forma definitiva en favor de su pueblo[3] en la renovación escatológica de Jerusalén.

Entre las características literarias de la apocalíptica cristiana se encuentran las descripciones del más allá para mostrar al lector el mundo futuro, un nuevo mundo, una nueva tierra y un nuevo cielo mediante la visión en éxtasis, en misterios o en un rapto[4].

El Apocalipsis es un libro de esperanza, escrito para cada presente en perspectiva y con una mirada hacia el futuro bien sea escatológico, celestial o esperanzador; por su simbolismo, teología implícita y, muy posiblemente, autor comunitario, el Apocalipsis es un libro difícil de interpretar, además, fue escrito por, en medio de y para una comunidad. En él, “Jerusalén es, a la vez, geografía, historia y profecía”[5], en el Apocalipsis se entremezclan pueblos, religiones y tradiciones.

[1] VIELHAUER, Philipp, Historia de la literatura cristiana primitiva, p. 502.

[2] Cfr. ASURMENDI, J. M., “La apocalíptica”, en SANCHEZ CARO, José Manuel (Coord.), Historia, Narrativa, Apocalíptica, p. 539.

[3] Cfr. ASURMENDI, J. M., “La apocalíptica”, en SANCHEZ CARO, José Manuel (Coord.), Historia, Narrativa, Apocalíptica, pp. 521-522.

[4] Cfr. VIELHAUER, Philipp, Historia de la literatura cristiana primitiva, Introducción al nuevo testamento, los apócrifos y los padres apostólicos, p. 505.

[5] CONTRERAS, Francisco, La nueva Jerusalén, Esperanza de la Iglesia, Ap 21, 22, 5, p. 49.

También puedes adquirir Libros y Cursos

© Julio César Cárdenas Arenas (@Profeabuismail)

Noticias y Libros gratis (Editorial Casa de Sabiduría)

* indicates required

Noticias y Cursos gratis (Academia Casa de Sabiduría)

* indicates required
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.