Publicado el 2 comentarios

Hijo del hombre y los dichos de Jesús

Los dichos sobre el hijo del hombre “aparecen en boca de Jesús” y en gran parte corresponden a un “yo” que aparece en todos los estratos de los evangelios sinópticos, en el IV evangelio y en el Evangelio de Tomás; este título “no se explica en los textos ni suscitan controversia” como en Juan 12.34[1]; mientras en la Epístola de Bernabé significa lo opuesto a Hijo de Dios[2].

Así mismo, es característico de los evangelios colocar en boca de Jesús el término “hijo del hombre”, sin que sea una confesión o auto designación en momento alguno, lo más cercano a ello se ha visto en Marcos 14.62[3] con gran influencia de la fe pascual[4], aparte de los evangelios sólo se utiliza en boca de un discípulo –en el Nuevo Testamento– en Hechos 7.55-56a[5] y en Apocalipsis 1.13[6]; por ello se ha pensado, que la designación “hijo del hombre” debió desaparecer pronto.[7]

Joachim Gnilka divide los dichos de Jesús sobre el Hijo del hombre en tres grupos: escatológicos, sobre la pasión y variados; mientras que Walter Kasper los divide en actividad presente y de la pasión.[8]

 

[1] Le respondió la gente: — Nosotros hemos oído que, según la Ley, el Cristo permanece para siempre. ¿Cómo, pues, dices tú que es necesario que el Hijo del hombre sea levantado? ¿Quién es este Hijo del hombre?

[2]texto griefo

[3] Jesús le dijo: — Yo soy. Y veréis al Hijo del hombre sentado a la diestra del poder de Dios y viniendo en las nubes del cielo.

[4] DUPUIS, Jacques, Introducción a la cristología, Editorial Verbo Divino, Navarra, 2000, p. 77.

[5] Pero Esteban, lleno del Espíritu Santo, puestos los ojos en el cielo, vio la gloria de Dios y a Jesús que estaba a la diestra de Dios, y dijo: «Veo los cielos abiertos, y al Hijo del hombre (to.n ui`o.n tou/ avnqrw,pou, Filium hominis, anymy !m) que está a la diestra de Dios».

[6] y en medio de los siete candelabros a uno semejante al Hijo del hombre (ui`o.n avnqrw,pou, Filio hominis), vestido de una ropa que llegaba hasta los pies, y tenía el pecho ceñido con un cinto de oro. Cfr. Apocalipsis 14.14.

[7] Cfr. GONZÁLEZ FAUS, José I., La humanidad Nueva, Ensayo de Cristología, Editorial Sal Terrae, Bilbao, 1984, p. 241.

[8] Cfr. GNILKA, Joachim, Jesús de Nazaret, Mensaje e historia, pp. 316-317; KASPER, Walter, Jesús, El Cristo, p. 134.

También puedes adquirir Libros y Cursos

© Julio César Cárdenas Arenas (@Profeabuismail)

Noticias y Libros gratis (Editorial Casa de Sabiduría)

* indicates required

Noticias y Cursos gratis (Academia Casa de Sabiduría)

* indicates required

2 comentarios en “Hijo del hombre y los dichos de Jesús

  1. Está muy cortito el texto, esperaba más información

    1. Pronto publicaremos el resto de la serie, síguenos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.