Publicado el Deja un comentario

Los discípulos de Jesús en el Sagrado Corán

Para comprender lo que pueda significar el seguimiento de Jesús –la paz de Dios sea con él– entre los musulmanes, es necesario saber qué dice el Sagrado Corán al respecto; en tres ocasiones aparece el término que puede traducirse por auxiliares, discípulos o apóstoles.

El término árabe anṣārī (انْصَارِي) significa auxiliar, ayudante o defensor y proviene de la raíz naṣara (نَصَر): ayudar, socorrer, salvar, dar la victoria de la cual también se derivan los términos cristianizar: naṣṣar (نَصَّر), victoria: naṣr (نَصْر), nazareno: nāṣarī (نَاصَرِيّ) y, por extensión, cristiano: naṣrānī (نَصْراني).

Recordemos que el Profeta Jesús –la paz sea con él– fue enviado a los hijos de Israel, vivió como judío, los términos cristiano y cristianismo son posteriores de Jesús –la paz sea con él– y pertenecen más bien a la teología de Pablo en sus cartas y su predicación, es así como según el evangelio de Juan, Jesús –la paz sea con él– se dirige a los judíos:

Dijo entonces Jesús a los judíos (Iudaeos) que habían creído en él: Si vosotros permanecéis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos[1]

Así mismo, en Sagrado COorán  en la sura la casa de Imrán (al-‘Imran)[2], al hablar de Jesús –la paz de Dios sea con él– el Sagrado Corán expresa que fue enviado a los Hijos de Israel (وَرَسُولاً إِلَى بَنِي إِسْرَائِيلَ), es decir a los judíos y trajo signos (بِآيَةٍ) tales como crear pájaros con la arcilla, curar a los ciegos de nacimiento, resucitar a los muertos, todo con permiso de Dios (بِإِذْنِ اللّهِ) para mostrarles la vía recta (صِرَاطٌ مُّسْتَقِيمٌ)[3], así pues el Sagrado Corán expresa:

Pero, cuando Jesús percibió su[4] incredulidad (الْكُفْرَ)[5] [negativa a aceptar la verdad], dijo: “¿Quiénes son mis auxiliares (أَنصَارِي) en la vía que lleva a Dios (en la causa de Dios)?” Los apóstoles (vestidos de blanco) (الْحَوَارِيُّونَ) dijeron: “Nosotros somos los auxiliares de Dios (أَنصَارُ اللّهِ). ¡Creemos en Dios (آمَنَّا بِاللّهِ)! ¡Sé[6] testigo de nuestra sumisión (a él)! (مُسْلِمُونَ)[7]

El término de plural árabe ara “los discípulos” es al-hawariyyun, sing. hawari y en su sentido etimológico primordial hace referencia a los que blanquean la ropa al lavarla, pero aquí es aplicado a los compañeros de Jesús –la paz de Dios sea con él–, sean estos llamados apóstoles o discípulos, por ello su sentido alude a quien está libre de todo vicio o defecto durante largo tiempo o a quien da consejos y ejerce actos sinceros, honestos y fieles[8]; por tanto, las interpretaciones de este término derivado de hawar (blancura), varían desde “aquel que blanquea ropas lavándolas”, “aquel que viste ropas blancas” o “aquel cuyo corazón es blanco”, es decir, puro; inclusive puede haberse utilizado para designar a los miembros de los Esenios, puesto que vestían túnicas blancas.

Así pues, los discípulos de Jesús –la paz de Dios sea con él– se consideraban como él: sumisos a la voluntad de Dios, es decir, musulmanes.

El Profeta Muhammad (saus) dijo en una ocasión: “todo Profeta tiene su hawari[9], lo cual ha servido, entre otros, para evocar a “los auxiliares en la causa de Dios” que respondieron a la llamada de Jesús –la paz de Dios sea con él–.

[1] Jn 8.31.

[2] Dios ha escogido a Adán, a Noé, a la familia de Abraham y a la de Imran por encima de todos. Como descendientes unos de otros. […]

Su nombre se toma de la aleya 33; según Tabari el famoso intérprete musulmán, es una descendencia no sólo física, sino espiritual al creer todos Profetas de Dios en un mismo mensaje fundamental, la familia de Imrán incluye a Moisés y a Aarón, hijo de Imrán y a los descendientes de Aarón, entre los que se encuentran Juan El Bautista y Jesús.

[3] Corán 3.49 Y como enviado a los Hijos de Israel: “Os he traído un signo que viene de vuestro Señor. Voy a crear para vosotros, de la arcilla, a modo de pájaros. Entonces, soplaré en ellos y, con permiso de Dios, se convertirán en pájaros. Con permiso de Dios, curaré al ciego de nacimiento y al leproso y resucitaré a los muertos. Os informaré de lo que coméis y de lo que almacenáis en vuestras casas. Ciertamente, tenéis en ello un signo, si es que sois creyentes.

3.50 Y en confirmación de la Tora anterior a mí y para declararos lícitas algunas de las cosas que se os han prohibido. Y os he traído un signo que viene de vuestro Señor. ¡Temed, pues, a Dios y obedecedme!

3.51 Dios es mi Señor y Señor vuestro. ¡Servidle, pues! Esto es una vía recta”.

3.52 Pero, cuando Jesús percibió su incredulidad, dijo: “¿Quiénes son mis auxiliares en la vía que lleva a Dios?” Los apóstoles dijeron: “Nosotros somos los auxiliares de Dios. ¡Creemos en Dios! ¡Sé testigo de nuestra sumisión!

[4] Referida a los hijos de Israel de la parte inicial de la aleya con que inicia el apartado sobre Jesús, 3.49, “y como enviado a los Hijos de Israel”.

[5] En especial de los fariseos. También puede traducirse en “percibió su negativa a aceptar la verdad”.

[6] Dirigido a Jesús.

[7] 3.52, cfr. Corán 4.65, 5.10.

[8] Cfr. Edward William Lane, Arabic-English Lexicon, Vol. 2, p. 667.

[9] Bujari :: Libro 5 :: Volumen 57 :: Hadith 65: Libro 5 :: Volumen 59 :: Hadith 439, Libro 9 :: Volumen 91 :: Hadith 366.

También puedes adquirir Libros y Cursos

© Julio César Cárdenas Arenas (@Profeabuismail)

Noticias y Libros gratis (Editorial Casa de Sabiduría)

* indicates required

Noticias y Cursos gratis (Academia Casa de Sabiduría)

* indicates required
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.