Publicado el 2 comentarios

La virgen María, signo para la humanidad

En la sura al-anbiya, María es símbolo, signo, señal (ayat) y, por extensión, medio del mensaje divino en Jesús –as– para toda la humanidad sin distinciones:

Y cuando infundimos Nuestro espíritu [a través del Ángel Gabriel] en María, quien fuese virgen, e hicimos de ella y su hijo un signo [del poder divino] para la humanidad (وَجَعَلْنَاهَا وَابْنَهَا آيَةً لِّلْعَالَمِينَ) (sura al-anbiya – los profetas (21), 91).

Así mismo, en la sura al-mu’minūn:

E hicimos del hijo de María y de su madre un símbolo [de Nuestra gracia] (وَجَعَلْنَا ابْنَ مَرْيَمَ وَأُمَّهُ آيَةً), y les asignamos a ambos una morada en un lugar elevado de paz permanente y aguas cristalinas (sura al-mu’minūn – los creyentes (23), 50).

Para unos intérpretes, tanto Jesús como su madre María se refugiaron de las persecuciones, y existen diversas leyendas del lugar en el que se retiraron, Egipto, Damasco o Jerusalén, lo que interesa es la asistencia divina más que el lugar. Para otros intérpretes, el lugar de aguas cristalinas es el paraíso. La expresión maíin significa “manantiales o “arroyos” puros”[1], y simboliza por tanto la pureza espiritual asociada al concepto de paraíso, los “jardines por los que corren arroyos”. Así mismo, en la surah at-taḥrím – La prohibición (66):

[hemos planteado además otra parábola de la conciencia de Dios en la historia de] María, hija de Imrán, que guardó su castidad (أَحْصَنَتْ فَرْجَهَا), y luego insuflamos [algo] de Nuestro espíritu en eso (فَنَفَخْنَا فِيهِ مِن رُّوحِنَا) [que había en su vientre], y que confirmó la verdad de las palabras de su Sustentador (وَصَدَّقَتْ بِكَلِمَاتِ رَبِّهَا) –y [con ello,] Sus revelaciones –y fue de las realmente devotas (وَكَانَتْ مِنَ الْقَانِتِينَ) (surah at-taḥrím – La prohibición (66), 12).

Según Sherazade Hushmand, “María no es solamente un ejemplo y un símbolo a seguir por los cristianos, sino que también en el Corán María se convierte en símbolo y modelo para todos los creyentes, también para los mismos musulmanes. […] Tener esperanza, tener un modelo a seguir, tener una mujer tan pura a la que mirar para ir adelante, una mujer que tenía plena confianza en Dios. Ella es el ejemplo de la confianza, confianza total en el Absoluto, en el Dios que es la suma perfección y belleza.”[2]

Para cerrar este apartado, puede leerse la fuente principal de la teología para todo fiel católico, en donde se relaciona el canto que eleva María a su creador, llamado en latín el Magnificat con la adoración de Allah –sua– uno y único:

 “Adorar a Dios es reconocer, en el respeto y la sumisión absoluta, la “nada de la criatura”, que sólo existe por Dios. Adorar a Dios es alabarlo, exaltarle y humillarse a sí mismo, como hace María en el Magnificat, confesando con gratitud que él ha hecho grandes cosas y que su nombre es santo[3]. La adoración del Dios único libera al hombre del repliegue sobre sí mismo, de la esclavitud del pecado y de la idolatría del mundo. (Catecismo de la Iglesia Católica § 2097)”

[1] Según Ibn Abbás, citado por Tabari; también los diccionarios árabes de Lisan al-‘Arab y Tach al-Arus.

[2] “La Virgen María, modelo para todo musulmán, Entrevista con la teóloga musulmana”.

http://www.conocereisdeverdad.org/website/index.php?id=524

[3] Cfr. Lc 1,46-49.

También puedes adquirir Libros y Cursos

© Julio César Cárdenas Arenas (@Profeabuismail)

Noticias y Libros gratis (Editorial Casa de Sabiduría)

* indicates required

Noticias y Cursos gratis (Academia Casa de Sabiduría)

* indicates required

2 comentarios en “La virgen María, signo para la humanidad

  1. Bnas, solo requiero, si a bien tiene, una profunda aclaración. Soy Judío x la Ley y Musulmán x el sometimiento a la religiosidad que Exige Allah(SWT). La silaba «Je» es mira en hebreo y «sus» es caballo en hebreo, puedo nombrar a Isa el hijo de María con ese nombre que etimológicamente es un insulto para cualquier hebreo? Salam, Allah Sabe Mas!!!

    1. Cordial saludo David, si hablas hebreo podrías usar otro nombre, si hablas castellano, Jesús no lleva nada negativo.
      Si haces tu testimonio de fe islámico correctamente, eres musulmán, independiente de dónde vengas, tú ley será el Sagrado Corán y la Sunnah del Profeta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.