Publicado el Deja un comentario

Vuelta al Jesús de la historia

“Cuanto más humano se presenta Jesús, tanto más se manifiesta Dios con El. Cuanto más Dios es Jesús, tanto más se revela en él el hombre”[1].

La fase de la ‘nueva búsqueda’ por el Jesús histórico encuentra que el cristianismo y las comunidades primitivas identificaron al Jesús terreno con el Cristo exaltado, de allí la necesidad de encontrar un “mínimo de tradición jesuítica “auténtica” garantizada críticamente[2].

En esta nueva fase se han tratado en especial los títulos cristológicos centrales –Hijo del hombre, Mesías e Hijo de Dios– como contenidos implícitamente en la práctica y en la predicación de Jesús; en claro contraste y diferencia con el judaísmo[3] o en gran cercanía con el judaísmo palestino de los dos primeros siglos. La clave de esta etapa de investigación es explicar el “impacto” de Jesús en las comunidades primitivas judía y cristiana[4].

Para los títulos centrales, antes mencionados, se encuentran las confesiones de los evangelistas, a excepción del título hijo del hombre, para el título de “Mesías” en siríaco, griego o latín (Marcos 8.29[5], Lucas 9.20[6]) se amplía a “Hijo de Dios” (Mateo 16.16[7]), entre otras.[8] Así mismo, se retoma el estudio de los evangelios como fuentes válidas de acceso para el Jesús de la historia[9].

A esta época pertenecen investigadores como J. Jeremias, G. Bornkamm, H. Conzelmann, J. A. Robinson y H. Braun; entre ellos, E. Käsemann opina que “el Jesús de la historia forma parte de la fe cristiana, porque el Señor terreno y el exaltado es el mismo”[10].

[1] BOFF, Leonardo, Jesucristo el Liberador, Ensayo de cristología crítica para nuestro tiempo, Traducción de Jesús García, Editorial Sal Terrae, Bilbao, sin fecha, p. 191.

[2] Cfr. THEISSEN, BERD y MERZ, Annette, El Jesús histórico, Manual, p. 24.

[3] Cfr. THEISSEN, BERD y MERZ, Annette, El Jesús histórico, Manual, p. 24-25.

[4] Cfr. PUIG I TARRECH, Armand, “la búsqueda del Jesús histórico”, en Bíblica 81 (2000), § 2.

[5]!yrma , o` Cristo,j, Christus.

[6] rma  ahlad, To.n Cristo.n tou/ qeou/, Christum Dei, El Cristo de Dios.

[7] ayx ahlad hrb axyvm wh, Su. ei= o` Cristo.j o` ui`o.j tou/ qeou/ tou/ zw/ntoj, tu es Christus Filius Dei vivi, Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.

[8] Citas extraídas de GNILKA, Joachim, Jesús de Nazaret, Mensaje e historia, p. 306.

[9] Cfr. PELÁEZ, Jesús, “Un largo viaje hacia el Jesús de la Historia”, p. 71.

[10] PELÁEZ, Jesús, “Un largo viaje hacia el Jesús de la Historia”, p. 91.

También puedes adquirir Libros y Cursos

© Julio César Cárdenas Arenas (@Profeabuismail)

Noticias y Libros gratis (Editorial Casa de Sabiduría)

* indicates required

Noticias y Cursos gratis (Academia Casa de Sabiduría)

* indicates required
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.